Autora

..Autora:....Ángeles del Castillo Aguas



martes, 6 de noviembre de 2012

Redactar un caso clínico


El objetivo de publicar un caso clínico es transmitir a la comunidad médica y científica los resultados de la historia de una enfermedad, proceso o alteración, y hacerlo de la forma más precisa posible. 
Para ello, hay que ajustarse a las normas gramaticales y ortográficas, y utilizar un lenguaje claro pero al mismo tiempo científico.



TÍTULO
  • Debe ser claro, sencillo, conciso y descriptivo. Procuraremos evitar títulos "literarios" que no ofrecen ninguna información sobre el caso que vamos a presentar. 
  • Ha de ser correcto gramaticalmente, de modo que debemos incluir los artículos y las preposiciones en caso de ser estos necesarios. 
  • Es preferible en tono afirmativo.
  • No debe exceder las 12-15 palabras.
  • No se deben utilizar siglas.
  • Incluir aquellas palabras clave más descriptivas del caso que vamos a presentar (pueden ser síntomas o incluso el diagnóstico, por ejemplo).
Ejemplo incorrecto: Varón 67 años con lesiones purpúricas en miembros superiores y tronco.

Ejemplo correcto: Varón de 67 años con lesiones purpúricas en los miembros superiores y en el tronco.



CUERPO DEL CASO CLÍNICO

Es recomendable redactar el caso clínico en un estilo impersonal (evitando utilizar, sobre todo, la primera persona), y en tiempo pasado. El lenguaje debe ser claro y adecuado, con un estilo correcto gramaticalmente y un léxico médico para describir con precisión el caso clínico.

Anamnesis
  • Datos completos: es fundamental ofrecer todos los datos: sexo del paciente, edad, lugar de residencia (si es relevante para el caso), profesión (si es relevante o tiene alguna influencia sobre el origen del cuadro clínico o su desarrollo y evolución), etc.
  • Antecedentes personales: incluir todos los datos de enfermedades, alteraciones, problemas anteriores, cirugías previas, tratamientos, etc. 
  • Antecedentes familiares de interés.
  • Enfermedad actual: describir la historia del proceso con detalle, ya que es el punto de partida del caso clínico.
  • Importante: no ofrecer datos concretos que puedan servir para identificar al paciente.


Exploración física
  • Se debe realizar una descripción detallada de la exploración física que incluya los datos fundamentales o aquellos que resulten pertinentes para el caso. 
  • Se han de describir los hallazgos de la exploración física con detalle, y evitando utilizar las siglas que tan habituales son en la historia clínica. 
  • Ha de redactarse en forma narrativa.


Pruebas complementarias
  • Es recomendable ofrecer todos los datos de una manera ordenada y sistemática, y para ello resulta muy útil describir los hallazgos de cada prueba en un párrafo aparte con viñetas. 
  • Deben citarse todas las pruebas realizadas, aunque si los resultados están dentro de los parámetros normales, no es necesario reproducirlos, y bastará con consignar este extremo.
  • Sin embargo, cuando los resultados son diferentes o anormales, es preciso describirlos con detalle y, si es posible, incluir alguna imagen (hallazgos en un electrocardiograma, en una prueba de imagen, etc.).
  • No se deben utilizar siglas poco habituales que pueden confundir al lector o hacer del caso un texto farragoso y de difícil comprensión.
  • IMPORTANTE: todos los valores deben ir acompañados de su unidad de medida correspondiente (fundamental en todos los resultados de analíticas, pruebas de función respiratoria, etc.).

Diagnóstico
  • Diagnóstico de sospecha: es el primero en formularse, y se basa en los datos iniciales o la evolución del proceso.
  • Diagnóstico diferencial: en muchos casos será preciso estudiar cuáles son las enfermedades posibles y descartarlas basándose en diversos parámetros.
  • Final o definitivo: es importante razonar y explicar cómo se ha llegado a ese diagnóstico, basándose en los síntomas, la evolución, la eficacia o ineficacia del tratamiento, etc.

Tratamiento y evolución
  • Esta parte es el núcleo principal del caso, y debe ser un relato cronológico del proceso o enfermedad, del tratamiento instaurado y de la evolución y respuesta del paciente a dicho tratamiento. 
  • Es importante describir pormenorizadamente el tratamiento, citando los principios activos utilizados (intentaremos evitar mencionar marcas comerciales), sus dosis (incluir la unidad de medida), el modo de administración, la posología y la duración del tratamiento. Si es preciso, se pueden incluir los resultados de las nuevas pruebas complementarias realizadas al paciente que sean pertinentes para ilustrar la evolución o el resultado del tratamiento.
  • Si se ha realizado una interconsulta con otro servicio o departamento, también debe mencionarse.
  • Finalmente, y si ello es posible, cabe relatar la evolución posterior, las revisiones y el estado actual del paciente.

Discusión
  • Al contrario que el resto del caso clínico, la discusión se redactará en presente, y puede dividirse en dos apartados fundamentales: descripción general de la enfermedad o alteración descrita, y justificación del interés del caso clínico presentado.
  • La parte dedicada a la descripción de la enfermedad debe hacer un recorrido rápido pero muy preciso de esta, ofreciendo los datos más relevantes y característicos.
  • En cuanto a la justificación del caso clínico, debe argumentarse con datos concretos su interés  (caso con síntomas inusuales, excepcionalidad de la enfermedad, respuesta atípica al tratamiento, etc.).

Bibliografía



OTROS ASPECTOS QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA
Para facilitar la comprensión de un caso clínico es fundamental complementarlo con imágenes, gráficos, fotografías o tablas.

  • Las fotografías o imágenes han de tener la calidad suficiente y el tamaño adecuado para su reproducción. Es fundamental incluir una leyenda en la que se describa (en tiempo presente) el hallazgo y su localización exacta (por ejemplo, si es una radiografía, se debe detallar la posición: anterolateral, posterior, etc.). En algunas ocasiones, incluir elementos como flechas o asteriscos puede resultar muy ilustrativo. Si en las fotografías es posible identificar al paciente, se debe obtener de este su consentimiento para la publicación y difusión de las imágenes. No obstante, en las fotografías donde se observa el rostro del paciente, es habitual tapar los ojos con un recuadro negro o difuminarlos.
  • En cuanto a las tablas, no olvidar consignar el título general, los títulos de las filas y las columnas, así como la fuente (si la hemos tomado o modificado de otra obra). Si se utilizan siglas, se deben desarrollar todas por orden alfabético al pie de la tabla (aunque se hayan definido a lo largo del texto).
  • Si decidimos incluir gráficos o algoritmos, debemos observar las mismas normas que para las fotografías y las tablas.




sábado, 9 de junio de 2012

Cómo adaptar una cita de PubMed a las normas de Vancouver

Generalmente, las búsquedas que realizamos en PubMed se hacen en el modo "Abstract" (Display Settings: Abstract, recuadrado en verde en el ejemplo), ya que esta opción nos proporciona toda la información bibliográfica básica, así como un resumen en inglés del artículo.

Cuando realizamos la búsqueda en PubMed, el resultado que nos ofrece es el siguiente:
Pero para incluir esta cita en cualquier bibliografía, hemos de adaptarla a los requerimientos de las normas de Vancouver, que rigen los aspectos formales de todas las publicaciones médicas y científicas.



LA CITA CORRECTA EN ESPAÑOL SERÍA:
Kawamura M, Saigusa S, Toiyama Y, Tanaka K, Okugawa Y, Hiro J, et al. Correlation of MACC1 and MET expression in rectal cancer after neoadjuvant chemoradiotherapy. Anticancer Res. 2012; 32: 1527-31.


PROCESO DE ADAPTACIÓN
El proceso es muy sencillo, y lo describiremos siguiendo el orden indicado en los recuadros amarillos numerados del ejemplo, que son los únicos datos que debemos citar y reproducir.

1. AUTOR O AUTORES
  • Se cita el apellido y a continuación la inicial sin punto.
  • Todos los autores se separan con comas.
  • Si hay hasta seis autores, se citan todos.
  • Si hay más de seis autores, se citan los seis primeros y se añade la locución et al.

2. TÍTULO DEL ARTÍCULO
  • Siempre en minúsculas, salvo las palabras que por su categoría deban comenzar por mayúscula (nombres propios, etc.).
  • El título ha de reproducirse íntegramente.

3. REVISTA
  • Siempre se consigna el título de la revista abreviado.
  • Sólo se pone punto al final del título de la revista (no sería correcto, en este caso, Anticancer. Res.).
  • El título se escribe en letra redonda (es decir, sin cursiva).
  • Fecha: primero se indica el año, luego el volumen y finalmente el rango de páginas. Estos datos han de separarse mediante los signos de puntuación del ejemplo (año; volumen: páginas): 
Anticancer Res. 2012; 32: 1527-31.

  • Como se aprecia, después de todos los signos de puntuación se debe incluir un espacio. Sería incorrecto el siguiente modo de citar: Anticancer Res.2012;32:1527-31.
  • En caso de que el artículo todavía no se haya publicado, se indicará esta circunstancia al final de la referencia bibliográfica con la frase: En prensa.
  • Si el artículo pertenece a un suplemento se indica del siguiente modo:
Anticancer Res. 2012; 32 (Suppl 2): 1527-31.




ADVERTENCIA: si hemos copiado y pegado la bibliografía directamente de PubMed a una página de Word, lo más probable es que aparezcan en el documento de texto los hipervínculos. Esta aplicación es muy útil si queremos conservar la fuente de consulta en documentos electrónicos; sin embargo, si la bibliografía va destinada a la publicación en papel, es aconsejable quitar estos hipervínculos, ya que suelen ser origen de problemas durante los procesos de revisión y maquetación.

Para saber si un dato tiene hipervínculo basta pasar el ratón por encima de ese dato (pueden ser los autores y el nombre de la revista); si contiene un enlace aparece el mensaje "Ctrol + clic para seguir vínculo". Para quitar el hipervínculo en Word, lo único que hay que hacer es situarse en el dato que contenga hipervínculo, presionar en el botón derecho del ratón para que salga el menú y seleccionar la opción "Quitar vínculo". Otro modo de quitar estos enlaces es seleccionar el texto y presionar simultáneamente las teclas Ctrol + May + F9.


domingo, 3 de junio de 2012

Falsos amigos

Un falso amigo es un término de otro idioma que se parece, en la escritura o en la pronunciación, a un término español, pero que no tiene el mismo significado. 

         Ejemplo: en ocasiones, el término inglés injury se traduce incorrectamente por "injuria",
         cuando su traducción correcta es "lesión", "herida", "traumatismo", "daño", etc.


GLOSARIO DE FALSOS AMIGOS DEL INGLÉS

  • Ability:     capacidad (no "habilidad")
  • Abnormality:     anomalía, alteración, irregularidad, deformación (no "anormalidad")
  • Actual:     real, verdadero (no "actual")
  • Anthrax:     carbunco (no "ántrax")
  • Assume:     suponer, presumir (no "asumir")
  • Atrial:     auricular (no "atrial")
  • Balance:     equilibrio (no "balance")
  • Billion (EEUU)*:     mil millones (no "billón")
  • Blood presure:     tensión arterial (no "presión arterial")
  • Carbon:     carbono (no "carbón")
  • Carbuncle:     ántrax (no "carbunco")
  • Condition:     enfermedad, afección, etc. (no "condición")
  • Consistent:     coherente, consecuente, constante, indicativo (no "consistente") 
  • Contraceptive:     anticonceptivo (no "contraceptivo")
  • Cosmetic:     estético (no "cosmético")
  • Crude:     bruto, sin elaborar, sin clasificar (no "crudo")
  • Deleterious:     nocivo, dañino, perjudicial (no "deletéreo")
  • Discuss:     exponer, comentar (no "discutir")
  • Disposable:     desechable, de un solo uso (no "disponible")
  • Dispose of:     eliminar, desechar, tirar (no "disponer de")
  • Disruption:     interrupción, ruptura, alteración (no "disrupción")
  • Drug:     fármaco (no "droga")
  • Endovenous:     intravenoso (no "endovenoso")
  • Event:     suceso, episodio, acontecimiento, acto (no "evento")
  • Evidence:     pruebas, datos, indicios (no "evidencias")
  • Evidence-based medicine:     medicina basada en las pruebas (no "medicina basada en las evidencias")
  • Hipokalemia:     hipopotasemia (no "hipocalemia")
  • Hyperkalemia:     hiperpotasemia (no "hipercalemia")
  • Immune system:     sistema inmunitario (no sistema "inmune")
  • Incidental:     casual, fortuito, accidental, sin relevancia (no "incidental")
  • Injury:     lesión, daño  (no "injuria")
  • Insane:     loco, demente (no "insano")
  • Insult:     ataque, acceso (no "insulto")
  • Manage:     tratar, administrar, dirigir (no "manejar")
  • Natural history:     evolucíón natural (no "historia natural")
  • Occurrence:     aparición, existencia, suceso, acontecimiento (no "ocurrencia")
  • Pituitary gland:    hipófisis (no "glándula pituitaria")
  • Postulate:     plantear, proponer (no "postular")
  • Prodrug:     profármaco, precursor farmacológico (no "prodroga")
  • Randomize:     aleatorizar, distribuir aleatoriamente (no "randomizar")
  • Regress:     remitir, retroceder (no "regresar")
  • Resuscitation:     reanimación (no "resucitación")
  • Severe:     grave, intenso, fuerte (no "severo")
  • Spine:     columna vertebral (no "espina")
  • Suggestion:     sugerencia, indicación (no "sugestión")
  • Tablet:     comprimido (no "tableta")
  • Topic:     tema, asunto (no "tópico")
  • Viral:     vírico (no "viral")


* En la última edición del Diccionario de la Real Academia el término "billón"  ya admite la acepción americana de "billón"; no obstante, debe tenerse precaución.

sábado, 26 de mayo de 2012

Bibliografía: normas de Vancouver

Para la cita de bibliografía en medicina y ciencias de la salud se siguen habitualmente las normas de Vancouver, que establecen unas pautas muy claras para cada tipo de fuente (libros, revistas, internet, ponencias, etc.). Estas directrices se pueden consultar en la dirección: http://www.icmje.org/urm_full.pdf

Y su traducción al español en: http://www.upch.edu.pe/vrinve/doc/nvanco.htm

Las normas contenidas en este documento describen toda la casuística posible de citas; sin embargo, nuestra experiencia nos dice que habitualmente se citan libros y artículos de revistas, de modo que en este post vamos a dar unas indicaciones para estos dos tipos de fuentes.


LIBRO
  • Datos: Autor. Título. Número de edición (sólo a partir de la segunda). Ciudad: Editorial; año; páginas. 
                Porta J. Manual de control de síntomas en pacientes con cáncer avanzado
                y terminal. 2.ª ed. Barcelona: Editorial Arán; 2008; p. 25-8.

  • Cuando hay hasta seis autores, se incluyen todos los nombres:
               Krug LM, Pietanza C, Kris MG, Rosenzweig K, Travis WD, Smith H. Tumores de
               célula pequeña y neuroendocrinos del pulmón. En: Pine JW (ed.). Cáncer, principios
               y prácticas de oncología. 9.ª ed. Filadelfia: Lippincott Williams & Wilkins; 2008;
               p. 849-50. 
  • Si hay más de seis autores, se citan seis y a continuación  "et. al." (del latín et alii), que quiere decir "y otros".
               Smith H, Pietanza C, Kris MG, Rosenzweig K, Krug LM, Travis WD, et al. Tumores de
               célula pequeña y neuroendocrinos del pulmón. En: Pine JW (ed.). Cáncer, principios
               y prácticas de oncología. 9.ª ed. Filadelfia: Lippincott Williams & Wilkins; 2008;
               p. 849-50. 
  • Si es un capítulo de un libro se cita así: Autor. Título capítulo. En: Autor(es) (especificar si es editor, director, coordinador, etc.). Título libro. Número de edición (sólo a partir de la segunda). Ciudad: Editorial; año; páginas. 
                Johnson SW, O’Dwyer PJ. Cisplatin and its analogues. En: De Vita VT, Hellman S,
                Rosenberg SA (eds.). Cancer principles and practice of oncology. 7.ª ed.
                Philadelphia: Lippincot, William and Wilkins; 2005; p. 344-56.


ARTÍCULO DE REVISTA
  • Datos: Autor.Título. Revista. Año; volumen; páginas.
                  Chambers WA. Nerve blocks in palliative care. Br J Anaesth. 2008; 101: 95-100.
  • Cuando hay hasta seis autores, se incluyen todos los nombres.
                 Lajer H, Kristensen M, Hansen HH, Christensen S, Jonassen T, Daugaard G
                 Magnesium and potassium homeostasis during cisplatin treatment. Cancer
                 Chemother Pharmacol. 2005; 55: 231-6.
  • Si hay más de seis autores, se citan seis y a continuación  "et. al." (del latín et alii), que quiere decir "y otros".
                  Dong PP, Fang ZZ, Zhang YY, Ge GB, Mao YX, Zhu LL, et al. Substrate-dependent
                  modulation of the catalytic activity of CYP3A by erlotinib. Acta Pharmacol Sin. 2011;
                  32: 399-407.


CONSIDERACIONES GENERALES PARA TODO TIPO DE CITAS
  • Nunca se utilizan las cursivas.
  • Las iniciales de los nombres no llevan punto.
  • Hay que incluir los espacios después de los signos de puntuación según las normas ortográficas españolas.
  • Los títulos deben ir en minúsculas, salvo aquellas palabras que la requieran por su categoría (hasta hace relativamente poco tiempo, era habitual en los artículos escritos en inglés, que todas las palabras comenzaran por mayúscula).
  • Los títulos de las revistas deben ir abreviados según la List of Journals Indexed, que se puede consultar en: http://www.nlm.nih.gov/tsd/serials/lji.html.
  • No es necesario indicar el mes de la revista, ya que con el año y el número de volumen es suficiente para encontrarla.
  • Número de página: es importante consignar el rango de páginas en el caso de las revistas, indicando las páginas donde comienza y termina el artículo referenciado.
  • Número de página: no siempre es necesario ponerlo en las citas de los libros, y especialmente cuando la referencia es de carácter general o a diferentes capítulos o temas del libro citado.

martes, 22 de mayo de 2012

Bibliografía: aspectos generales

La bibliografía es un importante elemento de cualquier texto médico o científico, y por ello merece una especial atención, dadas sus especiales características.

Son muchos los textos publicados que ofrecen bibliografías incompletas y por ello ilocalizables, lo cual hace imposible que los lectores consulten esas fuentes bibliográficas. El objeto de consignar las publicaciones consultadas es que el lector pueda acudir a ellas para ampliar la información. Por ello, se debe intentar ofrecer una bibliografía clara y precisa, y adaptada a las normas de Vancouver (que detallaremos en otro post).

Pero antes de analizar los aspectos básicos y generales de la bibliografía, haremos un apunte en cuanto a la denominación de este listado de obras consultadas. Lo habitual es llamarlo "Bibliografía", "Bibliografía consultada" o "Referencias bibliográficas", pero debemos evitar denominarlo "Referencias", ya que este término es incorrecto en español.

La bibliografía está compuesta por dos elementos:
  1. La lista de obras, es decir, las referencias bibliográficas propiamente dichas.
  2. Los números volados (o superíndices) que aparecen a lo largo del cuerpo del texto, y que se corresponden con las obras citadas.

Veamos ahora los aspectos más descatables de la lista de obras que componen la bibliografía.

  • Normalmente, la bibliografía se ofrece como apoyo al contenido del texto, de modo que no sigue un orden alfabético, sino cronológico. Por ello, la bibliografía ha de ir numerada, empezando siempre por el número 1. 
  • Ubicación de la bibliografía: por lo general, siempre se ofrece al final del capítulo, artículo o caso clínico.
  • CUIDADO: En algunas ocasiones se ofrece la bibliografía ordenada alfabéticamente; en este caso, el listado mismo también puede ir  numerado, pero no se deben incluir los volados dentro del texto, ya que aparecerían descolocados. En este punto, cabe advertir que si optamos por alfabetizar la bibliografía estaremos privando al lector de una información más precisa, ya que no se especifica exactamente la literatura especializada consultada sobre cada tema.
En cuanto a los números volados dentro del texto:
  • Habitualmente el voladito se pone antes de los signos de puntuación (es decir, antes de la coma, el punto y coma, el punto, etc.).
  • Si vamos a hacer referencia más de una vez a la misma obra, basta con asignarle un único volado; esto es, solo es necesario incluir los datos bibliográficos una vez.
  • Aunque parezca algo obvio, siempre debemos comprobar que el número de volados coincide con el número de referencias bibliográficas ofrecidas.

domingo, 20 de mayo de 2012

Millares y decimales

En español, las reglas en cuanto a los millares y decimales son muy claras:  
  • Los millares se separan con punto.
  • Los decimales se separan con comas.
Sin embargo, se está produciendo una imitación en nuestros textos de los usos ingleses de separar los millares con coma y los decimales con punto.

A modo de resumen, exponemos los aspectos más destacables en cuanto al uso de punto y coma:
  • Millares: siempre separados con punto. En este sentido, cabe advertir que algunas editoriales optan por prescindir del punto, que sustituyen por un espacio fino.
  • Decimales: siempre separados con coma.
  • En español es incorrecto prescindir del cero que aparece a la izquierda de la coma decimal (esto es frecuente en las tablas en las que aparecen muchos datos numéricos):
          Es incorrecto:        ,78
          Es correcto:         0,78
  • En español se eliminan los ceros que aparecen a la derecha de la coma (en los textos ingleses también es muy habitual esta costumbre).
          Es incorrecto:      6,00
          Es correcto:         6
  • Atención al término "billion" americano (no así el inglés, que signfica lo mismo que el español), que no equivale en español a "billón" (millón de millones), sino a "mil millones".

          

sábado, 19 de mayo de 2012

Siglas: uso y abuso

Las siglas son un importante aliado en los textos médicos, y su misión es evitar tediosas repeticiones de largas denominaciones, pero en los últimos tiempos estamos asistiendo a un uso abusivo que es preciso evitar.

A continuación se exponen, a grandes rasgos, sus principales características:
  • Las siglas se utilizan para evitar repeticiones de términos o denominaciones largas cuando estas abundan en el texto, de modo que si la sigla solo aparece tres o cuatro veces, es preferible desarrollarla y quitar la sigla.
  • La sigla debe desarrollarse la primera vez que aparece el concepto o término que se va a abreviar, y se debe poner entre paréntesis. A partir de entonces, se utilizará siempre la sigla.
  • Las siglas nunca llevan plural; es incorrecto añadirles una "s" al final para expresar el plural (esto es un calco del inglés).
  • Es aconsejable adaptar las siglas al español, salvo casos de siglas inglesas cuyo uso está ya muy extendido, como por ejemplo ELISA, TNF, FSH, etc.
  • Intentaremos evitar las siglas en los títulos o ladillos.
  • Se evitará abreviar en siglas conceptos o entidades de uso poco común, ya que obliga al lector a volver atrás en el texto para buscar el significado de esas siglas poco comunes.
  • Enlace donde consultar el significado de muchas siglas médicas:
  • Cuidado: las siglas deben ir precedidas por el artículo correspondiente, que ha de concordar en género y número. Así, es incorrecto decir "el EPOC", y correcto "la EPOC".
  • CONSEJO: es muy útil hacer un listado de las siglas que van apareciendo.